Enfermos renales y dulces de Navidad

El 10 de diciembre la Sociedad Española de Nefrología (SEN) anunció a través de un comunicado, que recomienda a los pacientes renales cuidar la ingesta de alimentos ricos en potasio durante la Navidad, como los turrones y mazapanes.

Además de aquellos que ya padecen de enfermedad renal, deben tener precaución con éstos dulces aquellas personas que tiene riesgo de sufrir problemas renales como son los pacientes con hipertensión arterial, obesidad, hiperuricémicos y diabéticos mal controlados, entre otros. Además la coordinadora del Comité de Selección de Trabajos de la SEN declaró que es también importante no abusar de la ingesta de sal, y evitar las comidas copiosas, así como no dejar de tomar el tratamiento habitual. Los atracones de marisco y alcohol pueden llevar a estos pacientes a sufrir episodios de artritis o gota, así como de crisis hipertensivas (aumento brusco y aislado de la tensión)

En concreto, en el caso de los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC), indicó que el abuso de turrones, mazapanes, chocolates, frutos secos puede elevar mucho el potasio en sangre, ya que a los pacientes con problemas de riñón les cuesta eliminarlo a través de la orina y se acumula en la sangre, originando graves problemas de salud.  También en ellos, la ingesta elevada de líquidos que a veces acompaña a las comidas copiosas de Navidad, pueden desencadenarles situaciones de sobrecarga de volumen (aumento excesivo del volumen, provocando hinchazón, edemas, a todos los niveles), con dificultad respiratoria por insuficiencia cardiaca.

bandeja-turrones-mazapanes

Según los expertos de la SEN, todo ello se puede evitar, conociendo en primer lugar los problemas derivados de su enfermedad y sus consecuencias; y comiendo y bebiendo con moderación, ya que pueden tomar todos los alimentos típicos de estas fiestas, pero sin excesos.

La SEN plantea que “sería recomendable” planificar el menú de Navidad, ya que restringir la comida sin saber exáctamente qué puede ocasionarnos y que consecuencias traería es complicado. Si los pacientes renales tienen dudas, comentarlo con los nefrólogos y con el personal de enfermería. También ayuda tener a su disposición algún libro o página web (SEN) sobre alimentación en la enfermedad renal. Os dejo unas recomendaciones nutricionales y unos archivos de la SEN sobre alimentación en el paciente renal.

Indican que el paciente trasplantado suele estar en mejor condición clínica, es muy cuidadoso con sus autocuidados y anímicamente está mejor pero, un porcentaje alto, es hipertenso, hipercolesterolémico y tiene insuficiencia renal, por lo que deben ser igualmente cuidadosos. Aconsejarles sobre todo que no olviden su medicación y que sigan estas simples prescripciones.

Fuente |Europa Press|

Puedes seguir todas los comentarios de esta entrada a través del feed. También puedes dejar un comentario, o hacer trackback desde tu sitio.
Dejar una respuesta

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>