Consejos para estas Navidades: Prevenir empachos

Como todos sabéis, cada año las comidas de navidad son increíblemente copiosas. Siempre sobra comida en la mesa y nuestros estómagos terminan a reventar, por ello este año he decidido daros unos consejos para prevenir el empacho (vosotros decidís si los usáis o no):

  1. Si eres la persona encargada de hacer la comida, procura comprar los alimentos lo más ajustados posibles. Si hay primero no hagas entrantes y si hay entrantes no hagas primero. En caso contrario olvida este punto :P.
  2. A pesar de que te resulte dificultoso, intenta equilibrar los platos: si de entrante hay embutido y marisco, de principal un pescado. Si quieres que el principal sea carne, procura que el entrante o el primero sea algo más ligero (ensalada de endivias, lombarda, pinchos vegetarianos…) El postre al gusto de cada uno (turrón, mazapán…) De nuevo si no eres el que prepara el banquete, olvídate de este punto.
  3. En caso de que no hayas preparado la comida: si los platos están desequilibrados y tienes proteínas por todas partes (entrante, primero, segundo) procura “programarte” lo que comes. Comer un poquito del entrante, un poquito del primero y un poquito del principal, intentando equilibrar los grupos de alimentos que ingieres (verduras, carnes, pescados, mariscos, azúcares, fibra…). Esto es una carrera de fondo, no de velocidad.
  4. El postre siempre puede dejarse para desayunar a la mañana siguiente si te sientes muy hinchado.
  5. Procura comer despacio y con bocados pequeños, masticando adecuadamente la comida para favorecer una buena digestión y asimilar mejor los alimentos.mesa-de-comida
  6. Ingiere mucho líquido, a ser posible agua, para que la sensación de llenado sea mayor y comas menos cantidad de productos muy pesados, además el agua favorece la digestión.
  7. Acompaña la comida con un poco de pan. Por un lado te ayudará a incorporar fibra al organismo (mejorar la digestión) y a tener mayor sensación de llenado, pero si comes en exceso también te sentará mal.
  8. Si notas que no puedes más, no te obligues a comer, por muy apetitoso que te resulte lo que ves.
  9. Si todo el mundo está lleno y quedan platos por sacar, guárdalos para la comida del día siguiente y congela lo que sea necesario (el congelador conserva muy bien los productos)
  10. Si de cualquier manera te empachas, sigue una dieta blanda un par de días y si lo requieres, tómate bicarbonato o sales de frutas para mejorar la digestión.

Si sobra comida, siempre podéis ayudar a los demás, llevando lo que os sobre a algún comedor social. Siempre y cuando esté en buenas condiciones.  O bien, si podéis, seguro que se admite alguna aportación económica.

¡Disfrutad las múltiples comidas que tengáis este mes!

Puedes seguir todas los comentarios de esta entrada a través del feed. También puedes dejar un comentario, o hacer trackback desde tu sitio.
Dejar una respuesta

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>